La bolsa del miserable, viene el diablo y la abre.