El que no cojea, renquea.