La pera no espera, más la manzana espera.